el iPhone5 y sus virtudes y defectos.


Bueno, bueno, bueno… ya estoy otra vez por aquí con un tema del que no voy a descubrir nada nuevo, sino a exponer mi propia experiencia y opinión sobre el “cacharrito” éste que causa tanta controversia.

Antes de nada quiero volver a recalcar que esto no es un artículo imparcial y objetivo, es mi opinión y experiencia, y que como me dijo hace ya cuatro años mi jefe, “tengo la iFiebre” y puede que deje guiar por mi admiración a la manzanita.

Empezaré diciendo “Es más de lo mismo…” (aquí es cuando los “samsunianos” dicen “ya lo decía yo” y los “appleadictos” gritan “¿QUE DICE ESTE?!!!!”) y terminaré contradiciendo dicha afirmación, O_o ¿qué raro, no?

Es más de lo mismo, desde que adquirí hace ya cuatro años mi iPhone 2G. El SpringBoard no ha evolucionado desde el iOS 3, bueno sí, le han añadido “maquillaje”:

1.- Le añadieron la posibilidad de cambiar el fondo.

2.- Permitieron crear grupos de aplicaciones para tener las apps ordenadas.

3.- El centro de notificaciones.

A lo largo de los años iOS se ha ido estancando, rozando el electroencefalograma plano. Han ido introduciendo pequeñas novedades, de la cual, la más importante fue la multitarea  y no en toda la gama, sino, a partir de los de tercera generación.

Muy criticado por aquellos que tenían el iPhone3. Pero apartando la ira que genera la marginación, no he leído ni oído a nadie decir “que si le pones multitarea a un hardware que no supera los 460mhz SE MUERE DE ASCO!!!”. Y así se pudo comprobar, cuando le metían el Jailbreak y activaban la multitarea, la batería se calentaba, duraba nada y menos y el teléfono iba más lento que mi amado Nokia 3310.

Voy a saltarme el apartado del sistema porque sino me puedo pasar criticándolo como que varios meses.

Pantalla: Es brutal, con el iPhone4 me costaba manejarla con una mano, cosa que me ocurría muy frecuentemente ya que siempre ando liado poniendo cables, abriendo ordenadores y servidores, con herramientas, fumando y bebiendo… O_o y siempre tengo una mano ocupada (NO PENSÉIS MAL, QUE YA CON FUMAR Y BEBER TENÉIS SUFICIENTE) y se me hacía difícil llegar al extremo opuesto del teclado con el pulgar y da la casualidad que cuando más liado estoy, te llega un WhatsApp, eMail,…

La resolución es muy buena, me permite leer con mucha más comodidad en apaisado (si, en apaisado, como se debe leer).

La posibilidad de la duplicación de pantalla con el AirPlay al AppleTV acojona. Estar viendo, vía wifi, la pantalla del iPhone en la televisión, con una resolución de 720P y casi sin retardo, es brutal.

Aquí viene el tema de que debes tener el AppleTV, y claro, tienes que morir en este “cacharrito” para poder utilizarlo. Prácticamente todos los que tenemos smartphone llevamos una aplicación que nos comparte el contenido vía DLNA con una TV, PS3, otro smartphone,… pero esto es distinto, estás viendo la pantalla sin cables, en tiempo real y nativamente.

No me vale decir que si yo tengo tal tablet o smartphone y con cual aplicación puedo compartir el contenido con los demás, en una presentación, sin tener que utilizar aparatos intermedios. Eso es muy bonito pero cuando estás haciendo una demo o presentación, todo el mundo está mirando el proyector y no sus dispositivos, con lo que, a menos que el proyecto tenga la tecnología Intel My Wifi o lleve DLNA (y valen una pasta…), no puedes hacer nada sin tener un video-sender o si utilizas un iPad o iPhone5 para hacer presentaciones, siempre tienes un AppleTV para ello.

¿Qué te permite esto? Pues que en el proyector estás viendo a pantalla completa la slide y en la plantalla del iPad o del iPhone estas viendo tus notas. Ya no os cuento cuando os ponéis un juego, simplemente flipante.

El AirPlay también nos permite mandar sálo audio y controlar el volumen del mismo.

Al contrario que con el sistema, podría estar enumerando ventajas de este sistema.

Audio:  Ha variado un poco la calidad del altavoz interno, no distorsiona tanto como su predecesor, pero no es una cualidad que tenga que ser determinante, ya que en casa no te pones a ver una película en el iPhone y si lo haces porque estas fuera te pones los auriculares; ni vas por la calle como los “garrulicos” de ahora con la música puesta.

Los EarPods… MADREEEE!!!!!! que delicia, todo un mundo a parte. A mejorado sustancialmente su calidad y con su forma nueva, no me puedo quedar durmiendo con ellos porque se me clavan al tímpano, pero si me aportan mejor sujeción y mayor sonoridad.

Siri: ¿Por qué todo el mundo dice que no le funciona? Yo anoto cosas en la agenda desde el manos libres del coche, busco destinos, llamo y mando mensaje con muy pocos errores, prácticamente siempre me hace caso.

Mapas: Otro “temita” ¿qué problema hay? Será porque no podéis ver correctamente en 3D los mapas, será porque a veces no veis la vista satélite muy nítida, será porque no podéis ver la calles… joder si decís que Apple nos come la cabeza, anda que Google…

Nos han puesto la posibilidad de tener un GPS guiado con tecnología TomTom (que lleva mucho tiempo en esto y ¿quién no tiene uno es su coche?) y GRATUITO al igual que Google, la gran putada es que dejaron a mucha gente atrás con ponerla a partir del iPhone4s, pero volvemos a lo mismo, el iPhone4 se moriría de asco, porque ya se moría con navegadores externos… Y otra cosa, yo en mi coche tengo GPS integrado y es por flechas y voz y no veo mapa alguno y llego al punto de destino… ahí dejo eso.

¿Qué mas decir? A partir de aquí tenemos calendario, recordatorios, agenda… lo imprescindible para cualquier smartphone y con la sincronización automática con lo que queramos. Al margen de lo que se discute ahora de que el diseño de algunas apps nativas va a pasar a un “skin silver” a lo que tengo que añadir es una comparación: ¿Habéis visto algún ejecutivo, medianamente serio, con alguna agenda de los gormitis o con todos los colores del arco iris? Yo todavía no, salvo a Chicote con su delantal de Agata Ruiz de la Prada. Suelen ser grises, negras, camel,… cosas serias y no de colorines.

Tengamos claros para qué utilizamos el smartphone y no lo confundamos con las utilidades que nos ofrece una tablet, aunque el terminal lo soporte.

Es mas de lo mismo, sí, pero cualitativamente mejor, rapidez, cámara, pantalla… PEEEERO Apple necesita sacar ya el AS de la manga y reinventarse y no sacar al mercado un iPad de 128gb.

  1. #1 by Japg on 31 enero, 2013 - 14:15

    Y la batería… he leído por ahí que sólo 7 horas en conversación y 225 horas en espera ¿es cierto?

    Nota: por cierto, agranda este campo para poner comentarios en el blog!!!

    • #2 by Pablo Ortega on 31 enero, 2013 - 14:34

      Todavía no he podido comprobar eso ciertamente, porque estos días que lo tengo lo estoy trasteando me pulo la batería en un día.
      Hoy por ejemplo lo tengo 6 horas en reposo y lo he usado 1 hora, pues con eso ha consumido un 11% de batería. Tengo que decir que tengo el bluetooth y la wifi activada
      El truco para ahorrar batería es desactivar la localización de algunos servicios del sistema como por ejemplo la búsqueda de red móvil.

      RV.PD: Es cierto, hoy he activado el plugin de los comentarios y no lo había visto, me creía que era cosa del Chrome, lo cambiaré. GRACIAS!!! ;)

Los Comentarios están cerrados